Usando aplicaciones offline

La capacidad de utilizar aplicaciones cuando no se está conectado a Internet es especialmente importante en dispositivos móviles, ya que pueden encontrarse fuera de áreas de cobertura frecuentemente. Pero también importa en sistemas de escritorio, un ejemplo común podría ser su uso en un avión que carece de conexión WiFi.

Varias estrategias y tecnologías pueden ayudar a asegurar una buena experiencia offline:

Caché de aplicación

La manera principal de hacer que una aplicación funcione offline es a través de la caché de la aplicación, que guarda recursos para la aplicación en el sistema del cliente, de modo que estén disponibles incluso cuando Internet no lo esté.

Comprobación de la conectividad

Un factor clave para poder trabajar bien offline es comprobar si el dispositivo tiene conectividad y si responde apropiadamente cuando no la tiene. Incluso un mensaje que avise al usuario cuando la aplicación no funcionará sin conexión es mucho mejor que quedarse bloqueado, o que recibir un mensaje genérico de error de tiempo de espera.

La forma más simple de hacer esto es comprobar y escuchar cambios en la propiedad window.navigator.onLine. Sin embargo, este valor no se garantiza que sea exacto.

Si estás utilizando XMLHttpRequest para actualizar los datos de forma dinámica, puedes comprobar su respuesta para determinar si la conexión de red se ha caído durante el uso de tu aplicación.

Puedes ver también Eventos online y offline.

Recursos

Etiquetas y colaboradores del documento

Contributors to this page: teoli, maedca, csolisr, hadeluna, chalatico
Última actualización por: teoli,